Tratamos el agua de riego combatiendo la Legionella, además de los embalses. Ofrecemos una alternativa sin dañar el césped ya que utilizamos agua electrolizada que además de no ser perjudicial, refuerza el sistema inmune de las plantas.